Primera entrada

Ya son 45 los años que tengo. Se podría decir que soy un adulto, un señor. Sin embargo, aún me choca cuando me llaman de usted y sigo vistiendo con vaqueros, camisetas y zapatillas Converse. Podría decirse que tengo un ligero sindrome de Peter Pan. Lo curioso es que ya no pienso como antes. Acelero […]