Costura en paz

Cuando salgo en bici, cosa que hago a menudo, llevo una mochila con una bolsa de agua, herramientas, chubasquero y alguna cosilla mas.
No es el propósito de este escrito el comentaros lo que llevo en el “Camel Back”.  El propósito es otro:
A esta mochila le ha aparecido un descosido. Pensé en llevarla la zapatero, pero luego pensé que a lo mejor lo podía apañar yo.

Me senté en la terraza, después de volverme loco tratando de hilvanar el hilo en la aguja, y comencé a coser. Puntada para aquí, otra para acá….  Parece que lo puedo arreglar.
Me fui animando un pillándole el tranquillo y en 15 o 20 min tenia el descosido apañado.

Se me hizo corto. Me gustaba la sensación de paz, calma y tranquilidad que me embargó durante esos 15 minutos.
Puedo llegar a entender a mi querida y gran mujer que fue mi abuela. Pasaba horas y horas con su ganchillo y parecía en paz. La mejor mujer que he conocido.

Buscaré mas descosidos por ahí para tratar de encontrar esas paz interior que a veces es esquiva.

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s