Se fue la luz

23:00 horas aprox. Ya cenado y viendo un episodio de una serie de moda “The Good Wife”.

PLOFF!, Todo oscuro, el ventilador se ha parado, silencio total. No tele, no música, solo oscuridad.

Se ha ido la luz.

Instintivamente mi pareja sale a la puerta de casa y…

oscuro.

Las farolas tampoco lucen. Solo la luz de la luna ilumina la calle.
Al poco los vecinos de enfrente salen. Poco después los de la derecha, luego los de la izquierda.

Comentamos la situación tomando el fresco. Es agradable.

-¿Cuanto durará el corte?.- dice el Vecino de enfrente.
-¿Imaginais que durase el corte varios días?.- contesta la Vecina de la derecha.
-Sin tele, sin radio, sin internet, sin ventilador, sin telefonos…- dice el Vecino de la izquierda.

Tan solo conversaciones en la noche, nada serio, solo charla. Estaría bien.

Clack!, click!. Siiiip!! Vuelve la luz.
En el interior de casa se vuelve a escuchar la tele. El ventilador menea las cortinas y la charla vecinal se para. Es cómo si de pronto, los vecinos simpáticos hubieran transmutado a los de siempre. Volveremos a los saludos con un simple gesto, a la frialdad de la hiperconectada vida moderna

Cada mochuelo a su olivo, a la casa telemática.
Miro el reloj: 23:05h
¿Como es posible? ¿Solo han pasado 5 minutos?.
En 5 minutos he tenido mas trato con mis vecinos que en los últimos 6 meses.

Tras una breve reflexión, sucumbo a la modernidad y vuelvo a poner el capítulo de la serie que trato de seguir mientras escribo esto.

¿Nos estaremos equivocando?

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s